RUTA DE LOS IMPRESIONISTAS II Toggle

Download PDF

DIA 1º. BARCELONA. Llegada a Barcelona y encuentro con el guía acompañante. Visita del Museo Picasso, cuyos pasillos albergan una colección de más de 3500 obras del pintor malagueño, lo que la convierte en la más completa del mundo con obras de la juventud de Picasso. Almuerzo. Por la tarde, visita de la Sagrada Familía, el proyecto más ambicioso y representativo del arquitecto Gaudí, inacabado debido a su temprana muerte atropellado por un tranvía. Visita panorámica de la ciudad, donde podremos contemplar otras obras arquitectónicas modernistas, tales como: La Pedrera, La Casa Milà, La Casa Batlló y el Parc Güell. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DIA 2º. BARCELONA – FIGUERAS – AIX SAINT PROVENCE. Desayuno. Salida hacia la localidad de Figueras. Visita del Museo Dali, el mayor objeto surrealista del mundo. Ocupa el edificio antiguo del Teatro Municipal, contruccion del siglo XIX destruido al final de la Guerra Civil. Almuerzo. Salida hacia Aix-en-Provence, ciudad natal de Paul Cézanne, ciudad universitaria y ciudad de arte, con un patrimonio arquitectónico muy rico. Visita panorámica de la ciudad: la Catedral de Saint Sauveur, construida entre los siglos V y XVIII, lo que se manifiesta en la ausencia de homogeneidad estética en la fachada principal, influida por las corrientes arquitectónicas de los siglos XII a XVI, el Ayuntamiento, la Torre del Reloj, la Plaza de los cuatro delfines, el Cours Mirabeau, que es la avenida más prestigiosa de la ciudad y fue creado en 1649 donde antes se encontraba la muralla medieval de la ciudad. Es famoso por sus cuatro fuentes y sus árboles. Las tiendas y los cafés de moda del Tours datan del siglo XIX y, en esa época, los artistas de la región, entre los que se encontraban Cézanne o Picasso, iban a tomar café. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DIA 3º. AIX SAINT PROVENCE – ARLES. Desayuno. Visita del taller de Cézanne, que nos permitirá descubrir el espacio del que fueron surgiendo con lentitud y perfección las obras maestras de su último período, así como los objetos domésticos del pintor y sus preferencias artísticas. Visita de la Casa del Jas de Bouffan, casa familiar de los Cézanne desde 1870 y declarada Monumento Histórico desde 2002. En el gran salón oval de la planta baja, Cézanne pintó, directamente sobre los muros, doce grandes composiciones que, a partir de 1912 fueron retiradas de allí: “Las cuatro estaciones : Primavera, Verano, Invierno, Otoño”, “El retrato de su padre, Louis-Auguste Cézanne”, “El paisaje del bañista en la roca”, “La entrada del palacio”, “El paisaje romántico de los pescadores”, “El juego de las escondidas, según Lancret”, “El retrato de Achille Emperaire”, “Contraste”, “El Cristo en el limbo y la Magdalena penitente”. De 1866 a 1895, Cézanne instala su caballete en el parque, y pinta treinta y seis óleos y diecisiete acuarelas que representan la casa y la granja, los bosquecillos y el paseo de los castaños, el estanque y sus estatuas…Almuerzo. Salida para hacer una excursión a Arlés, donde se instaló Vincent Van Gogh en 1888. Viene de París, donde ha pasado casi dos años, ha visto muchísima pintura y ha estado en contacto con los pintores más inconformistas del momento: Henri de Toulouse-Lautrec, Émile Bernard, Georges Seurat, Paul Signac, Paul Gauguin. Con éste último tuvo contacto personal y pudo apreciar su trabajo realizado durante su viaje a la Martinica. Pese a que cuando llega a Arlés está nevado, Van Gogh persiste en su búsqueda de la cegadora luz provenzal. Enseguida comienza a pintar al aire libre, recorriendo la región de Arlés a pie. Alquila como taller una parte de la Casa Amarilla contigua al Café de la Estación en el que se aloja. Curiosamente en Arlés no se puede contemplar en la actualidad ninguna obra del pintor. Su pintura se orienta hacia el impresionismo, realiza series, varias pinturas sobre el mismo tema, como las de la familia Moulin o la primera sobre los girasoles. Mantiene correspondencia con varios pintores, entre ellos Paul Gauguin, al que anima a venir a Arlés para formar una comunidad de artistas que compartan experiencia y búsqueda de nuevas formas. El 23 de octubre Paul Gauguin llega a Arlés, y Van Gogh y él empiezan a pintar juntos. Es el caso del Café de la Estación o de los cuadros en Les Alyscamps (Campos Elíseos en provenzal), antigua necrópolis romana en las inmediaciones de Arlés que luego sirvió de lugar de paseo y de cementerio cristiano. Pero todo tiene un final y, a veces, éste se acelera. Van Gogh se agotaba pintando, era muy vehemente, psicológicamente inestable y bebía mucha absenta. Gauguin también tenía un carácter fuerte e inestable. Discutieron mucho y el 23 de diciembre la pelea se hizo violenta. El incidente es confuso, pero la versión más plausible es que Van Gogh amenazara a Gauguin con una navaja de afeitar y, tras la huida de éste, se seccionara en un delirio parte de la oreja izquierda. Fue el fin de su convivencia, pero siguieron manteniendo correspondencia epistolar hasta la muerte de Van Gogh en 1890. Hoy podemos ver los lugares desde donde Van Gogh pintó los hoy tan afamados cuadros. Cuadros que un día fueron despreciados y hoy ni siquiera los Estados pueden comprar. Unos 10 lugares están señalizados: la plaza del Forum, para “Le café le soir”; el puente de Trinquetaille; el muelle del Ródano (quai du Rhône); la plaza Lamartine para “la maison jaune”; el patio del Espace Van-Gogh para “Le jardin de la maison de santé”; y la carretera a lo largo del canal de Arlés a Bouc para “Las Lavanderas”. El anfiteatro y la necrópolis de Alycamps aparecen en varios de sus cuadros. Regreso al hotel. Cena y alojamiento.

DIA 4º. AIX EN PROVENCE – NIZA. Desayuno. Salida hacia Niza. Visita panorámica. La antigua ciudad encierra entre sus callejuelas inmensos pequeños tesoros. Tiendecitas, artesanía, pequeños bares y restaurantes coquetos. En el viejo Niza se encuentra aún ciertas tiendas situadas bajo los arcos medievales, recientemente restaurados, sobre todo en las calles Rue Pont-vieux y Rue de la Prefecture. Son también interesantes el Palacio de Justicia y el Palacio de la Prefectura, bellos edificios neoclásicos. Podremos contemplar La Ópera, ejemplo clásico de estilo Segundo Imperio, el Ayuntamiento, de 1730, la Plaza Rossetti.Frente, la Catedral de Sainte-Réparate, erigida en el siglo XVII y cuyo campanario es del XVIII, la Plaza Massena, verdadero corazón de la ciudad, la Basílica Notre-Dame, que es la iglesia más grande de Niza. Construida entre 1864 y 1868, el Paseo de los Ingleses (Promenade des Anglais), paseo marítimo es conocido en todo el mundo y símbolo de Niza; en sus orígenes el paseo no era más que un pequeño sendero de dos metros de ancho. Un inglés, el reverendo Lewis Way pagó la construcción del actual paseo en 1820. Por ello, rápidamente fue bautizado por los ciudadanos como “Paseo de los ingleses”. Su aspecto actual se debe a la reforma de 1931. Almuerzo. Visita del Museo de Bellas Artes, situado en un palacete de 1878, y donde podremos ver colecciones de pintura del XVII (sobre todo italianas), XVIII (Fragonard) y XIX (románticos, realismo, orientalismo, simbolismo e impresionismo (Degas, Dufy, Sisley) y eEsculturas de Rodin. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DIA 5º. NIZA – ANTIBES – CAGNES SUR MER. Desayuno. Visita del Museo Matisse, situado en mitad del olivar del parque Cimiez, en un palacete genovés del siglo XVII recientemente renovado. El pintor vivió en la ciudad desde 1917 hasta su muerte en 1954. En este museo se encuentra la colección personal, con obras de todas las épocas, ofreciendo un panorama completo de su pintura. Podrán contemplar algunos de sus primeros cuadros, datando de 1890 hasta sus celebres guaches, más de 236 dibujos y 218 grabados, junto a libros ilustrados por el propio artista. Salida para hacer una excursión a Antibes y visitar el Museo Picasso, en el castillo Grimaldi. Además de la belleza del lugar, es un Museo muy íntimo en cuanto a la exposición de obras de Pablo Picasso. Almuerzo. Salida hacia Cagnes sur Mer para visitar el Museo Renoir, situado en el corazón de una hermosa zona de olivos y cítricos, y se descubre una vista panorámica que se extiende hasta Cap d’Antibes. Esta casa Museo, fue la última morada de Auguste Renoir. Una casa típica de la costa mediterránea, donde hay varias obras del artista así como sus objetos personales. Con sus colecciones, 14 pinturas originales, esculturas, muebles y estudio, es un conmovedor testimonio al mundo creativo y familiar del maestro impresionista que pasó sus últimos 12 años de su vida en Cagnes-sur-Mer. Regreso a Niza. Cena y alojamiento.

DIA 6º. NIZA – MONACO – NIZA. Desayuno. Salida hacia el Principado de Mónaco, pequeño enclave de poco más de 30.000 habitantes situado muy cerca de la ciudad, y conocido por sus famosos habitantes así como por su casino, sus tiendas, su puerto deportivo y sus lujosos hoteles. Visita del Museo Oceanográfico de Jacques Cousteau. Almuerzo en un restaurante de Montecarlo. Al atardecer regreso a Niza para disfrutar de tiempo libre en la ciudad. Cena y alojamiento.

DIA 7º. NIZA. Desayuno y FIN DEL VIAJE

Download PDF

Comments are closed.