GRANDES COMPOSITORES AUSTRIACOS Toggle

Download PDF

DIA 1º. VIENA. Llegada a Viena y encuentro con el guía acompañante. Visita panorámica de la ciudad, cuyo centro histórico es, desde 2001, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Podremos contemplar el Parlamento, de fachada neoclásica y pilares helénicos, la impresionante Catedral de San Esteban, el monumento más emblemático de Viena y donde se casaron Mozart y también Strauss, el Hoffburg, residencia de invierno de los emperadores, el Burgtheater o teatro nacional, el Teatro de la Ópera, uno de los teatros de ópera más importantes y de mayor prestigio y tradición del mundo, etc. Almuerzo. Salida para visitar la casa natal de Schubert, situada en Nussdorferstrasse, una casita con patio interior de cuento. En las diferentes habitaciones se pueden ver objetos, partituras, un piano con cinco pedales y escuchar música del compositor. Visitaremos también la casa donde murió, en Kettenbrückengasse. Shubert, ya enfermo de fiebres tifoideas vivió en esta casa, que era de su hermano, para “aprovechar el aire puro de los suburbios”, tal y como le había aconsejado su médico. Pensaba no quedarse mucho tiempo, pero fue aquí donde falleció a los 31 años, el 19 de diciembre de 1828. Un pequeño museo presenta emocionantes recuerdos de este periodo de su vida. Visita de la casa de Strauss, en Praterstrasse. Johann Strauss escribió aquí, en 1867, su famoso vals del “Danubio azul”. Vivió en estas habitaciones con su primera mujer Jetty desde 1863 hasta 1870. Además de muebles e instrumentos originales, se exponen objetos pertenecientes al gran músico, así como retratos, fotografías y documentos sobre su vida y obra. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DIA 2º. VIENA. Desayuno y salida para visitar la casa de Haydn, en Haydngasse, uno de los máximos representantes del periodo clasicista, además de ser conocido como el «Padre de la sinfonía» y el «Padre del cuarteto de cuerda» gracias a sus importantes contribuciones a ambos géneros. También contribuyó al desarrollo instrumental del trío con piano y a la evolución de la forma sonata. En esta casa, que sería su domicilio durante doce años, el artista compuso la mayor parte de sus obras de senectud, entre las que se encuentran los grandes oratorios “La Creación” y “Las estaciones”. El compositor Johannes Brahms sentía una gran admiración por Haydn y se esforzó por honrar la memoria del compositor, que fue un ejemplo para él. Por esta razón se puede encontrar también un lugar en conmemoración a Brahms dentro de la Casa de Haydn. Está expuesto, entre otras cosas, un clavicordio que perteneció a Brahms y que, supuestamente, alguna vez había sido de Joseph Haydn. Napoleón, que entonces asediaba Viena, se declaraba un gran admirador de Haydn y en mayo de 1809 hizo apostar una guardia de honor ante la puerta del ya moribundo compositor. A continuación saldremos hacia Rohrau y visita de la casa natal del compositor. La casa es un edificio de construcción modesta, la casa de una granja, construida antes de 1728, y dentro podemos imaginar cómo era la vida en aquellos años. Hay una sala de estar con la mesa puesta en el comedor, una vieja estufa y el dormitorio de Haydn. Almuerzo. Salida para visitar la casa de Mozart en Domgasse, la única que se conserva en Viena de las doce que tuvo y la que conservó más tiempo, de 1784 a 1787. Consta de cuatro habitaciones, dos cuartos pequeños y una cocina. Probablemente es aquí donde Wolfgang Amadeus pasa sus años más felices. La casa presenta la vida y obra del genio musical en una exposición que, además de la vivienda, a los visitantes les muestran una presentación de la época en que vivió, así como de sus obras más importantes. A continuación visitaremos la “Casa de la Música”, en Seilerstätte 30. En sus salas temáticas reales y virtuales distribuidas en seis niveles, la música se hará audible y visible. Información, educación y entretenimiento son los tres principios de la Casa de la Música. Así, aventura y experiencia cultural se unen para formar una combinación tan impresionante como divertida y es que el objetivo final de la Casa de la Música es experimentar la música con todos los sentidos, participar activamente, descubrir y jugar. Resto tarde libre para seguir paseando por la ciudad, visitar la Catedral, la Iglesia de San Carlos o la Iglesia Votiva. Cena y alojamiento.

DIA 3º. VIENA – Exc. Grinzing, Heiligenstadt y Mayerling –VIENA. Desayuno y salida para visitar el Palacio de Schönbrunn. Antigua residencia de verano de la familia del emperador, es una de las construcciones barrocas más impresionante de Europa. Cuenta con salones privados y numerosas habitaciones y en ellas residían los Habsburgo la mayor parte del año. Las habitaciones, decoradas con un estilo rococó, llaman la atención por su suntuosidad, como es el caso de los salones oficiales, o por la sencillez de las habitaciones que pertenecieron a Francisco José y la emperatriz Isabel (Sissí), que contienen numerosos objetos que nos los recuerdan. Algunas de las estancias más llamativas del palacio son la Gran Galería, el Salón Chino Circular, el Salón del Desayuno, o el Salón Chino Azul. A pocos pasos del palacio podemos admirar la magnífica carroza de la coronación en el Museo de Carruajes. El parque del palacio invita a pasear como en tiempos del Emperador. Visita del Hofburg, el palacio más grande de la ciudad, con más de 2.600 habitaciones en 18 alas. Hasta 1918 el Palacio Imperial fue el centro del vasto imperio de los Habsburgo. Hoy, el Palacio Imperial de Viena sirve de residencia al Presidente de Austria. Almuerzo. Salida para hacer una excursión a los alrededores de Viena. Grinzing es uno de los pueblos. Es un pueblo encantador, pequeño, armonioso y tranquilo. Continuación a Heilingenstadt, otro encantador pueblo con un ambiente muy agradable y una buena reseña cultural, pues Beethoven (nacido en Alemania) pasó aquí largas temporadas a lo largo de diferentes años de su vida, ya que le gustaba de pasear por los bosques que circundan el pueblo. Escribió de su puño y letral emocionante documento conocido como el “Testamento de Heiligenstadt” que nos ayuda a compartir la angustia y la desesperación que le causaba el aumento de su sordera. Continuación a Mayerling, tristemente famoso por la muerte del archiduque Rodolfo de Habsburgo, hijo del emperador Francisco José y la emperatriz Isabel y heredero del Imperio Austrohúngaro. Regreso a Viena. Cena y alojamiento.

DIA 4º. VIENA – RAIDING – SALZBURGO. Desayuno y salida para visitar “Pasqualatihaus”, casa de finales del siglo XVIII, y donde Beethoven vivió en 1804 y entre 1813 y 1815. Aquí compuso su ópera “Fidelio”, la “Quinta Sinfonía” y la “Sexta Sinfonía” en dos habitaciones de la cuarta planta. Además de los facsímiles de las partituras y de una carta autógrafa, se pueden ver uno de sus pianos y su máscara mortuoria. Salida hacia Raiding. Almuerzo. Es un pueblo muy pequeño, pero famoso por ser la cuna del genial compositor Franz Liszt. Aquí vivió 11 años antes de mudarse a Viena a estudiar música. Su casa natal ha sido convertida en museo y es, claro, el principal sitio turístico del pequeño pueblo. En la casa podemos ver dibujos, fotos, algunas notas, documentos y objetos personales diversos. Continuación a Salzburgo. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DIA 5º. SALZBURGO. Desayuno y visita panorámica de la ciudad de Mozart, enclavada en un hermoso territorio, con una estructura urbana plagada de bellos monumentos y rincones típicos. Salzburgo tiene una silueta inconfundible. Torres y tejados se extienden en la textura urbana mostrando vestigios de distintos estilos, especialmente un barroco notable, con la catedral como uno de los elementos destacados. Junto al barroco también hay huellas góticas y románicas, y un entramado de casas señoriales que da fe de una burguesía acomodada y sensible a la belleza. Fuentes, estatuas jardines y un río que corre vigoroso en medio de la urbe, integran una agradable imagen, en medio de un entorno verde y montañoso. Durante el paseo podremos admirar los principales monumentos de la ciudad, entre los que figuran la Fortaleza Hohensalzburg, la Catedral, la Iglesia Franciscana, el barrio de San Pedro con su famoso monasterio, la Casa Natal de Mozart, los Jardines de Mirabell en la otra orilla del Río Salzach. Almuerzo. Visita de la casa de Mozart. Durante veintiséis años, en el período comprendido entre 1747 y 1773, la familia Mozart habitó la tercera planta de la “Casa Hagenauer”, situada en el número 9 de la Calle Getreidegasse. Aquí nació, el día 27 de enero de 1756, su famoso hijo Wolfgang Amadeus Mozart. La casa debe su nombre a su propietario, el comerciante y amigo de los Mozart, Johann Lorenz Hagenauer. En la Casa de Mozart, podremos visitar las habitaciones originales, en las cuales se exponen instrumentos históricos, valiosos documentos y objetos originales pertenecientes al compositor y la mayoría de los retratos que se realizaron de él en vida. Cabe destacar por ejemplo el óleo inacabado “Mozart en el piano” realizado por su cuñado Joseph Lange en 1789. También encontraremos el violín que Mozart tocó durante su infancia, un violín de conciertos, su clavicordio, además de retratos y cartas pertenecientes a la familia Mozart. Veremos la casa situada en la plaza Makart dónde vivió la familia Mozart a partir del 1773 y el monumento en su honor en la plaza que lleva su nombre. Cena y alojamiento.

DIA 6º. SALZBURGO – Exc.Bad Ischl. Desayuno y salida hacia Bad Ischl, el centro cultural y geográfico de la región Salzkammergut; a 55 km al este de Salzburgo. Desde 1848 hasta 1914 Bad Ischl fue la ciudad veraniega del emperador Francisco José. En Bad Ischl visitaremos el Museo Franz Lehar, en Leharkai número 8. Aunque el músico nació en Hungría, en Komarno, (actualmente República Eslovaca), esta casa en Bad Ischl fue su hogar desde 1910 hasta su muerte en 1948. Aquí compuso alguna de sus obras más famosas, como “La viuda alegre”. Dando un paseo por la hermosa villa, podemos ver cómo las diferentes habitaciones y salones se han mantenido, lo máximo posible, con el mismo estilo, los mismos accesorios y muebles como la tenía Franz Lehar. Regreso a Salzburgo. Almuerzo. Visita de la Catedral, donde fue bautizado Mozart. Edificio barroco del siglo XVII situado en el centro de la denominada ciudad vieja, y consagrada al santo Ruperto de Salzburgo. La iglesia original experimentó tres extensas campañas de construcción y reconstrucción durante el comienzo de la Edad Media, lo que dio lugar a una especie de basílica románica. En 1598, ésta fue seriamente dañada y tras varios intentos fallidos de restauración y reconstrucción, el Príncipe-Arzobispo Wolf Dietrich von Raitenau ordenó demolerlo finalmente. Wolf Dietrich era benefactor y defensor de la moderna arquitectura barroca italiana, habiéndola seguido desde sus inicios en Italia, especialmente en Roma. Wolf Dietrich contrató al arquitecto italiano Vincenzo Scamozzi para que preparara los planos de un nuevo edificio totalmente barroco. Sin embargo, la construcción fue llevada a cabo por su sucesor, el arzobispo Markus Sittikus, que puso la primera piedra de la nueva catedral en 1614. La catedral actual, diseñada por Santino Solari, que cambio esencialmente los planos originales de Scamozzi, fue finalizada en menos de 15 años, en 1628. La iglesia fue parcialmente dañada durante la II Guerra Mundial, cuando una bomba cayó sobre la cúpula del crucero. Las reparaciones tardaron bastante en llevarse a cabo, pero fueron finalizadas hacia 1959. Entre las joyas que se encuentran en la Catedral figura la pila bautismal en la que fue bautizado Mozart, el precioso órgano principal rodeado por figuras de ángeles con instrumentos y los impresionantes pórticos. Cena y alojamiento.

DIA 7º. SALZBURGO. Desayuno y FIN DEL VIAJE

Download PDF

Comments are closed.