EUROPA II Toggle

Download PDF

DÍA 1º ZURICH – LUCERNA – ZURICH
Visita panorámica de Zurich, donde podremos contemplar la Bahnohofstrasse, famosa calle comercial, y una de las calles comerciales más bonitas de Europa, y arteria principal de Zurich; se extiende desde la Estación Central hasta el lago. La calle fue proyectada en el siglo XIX, tras la apertura de la estación, tomando como modelo a los Campos Elíseos de París. La colina Lindenhof, uno de los muros primitivos del actual Zurich; el viejo barrio de pescadores (Schippe), el puente más antiguo de Zurich, el Rathaus-Brücke, el Ayuntamiento, construido entre 1694 y 1698 al estilo del Renacimiento, la Iglesia de San Pedro, la más antigua de la ciudad y que posee la esfera de reloj más grande de Europa (8,7 metros de diámetro), la Abadía de Fraumünster, conocida por las vidrieras de Marc Chagall y Augusto Giacometti, y el Grossmünster, un templo de estilo románico que jugó un papel muy importante en la Reforma Protestante. Almuerzo. Salida hacia Lucerna. Visita panorámica de la ciudad en la que destacan, el León moribundo, símbolo de la ciudad y uno de los monumentos más famosos del país, el Puente de la Capilla, construido en 1333, adornado con numerosas pinturas, evocadoras de hazañas guerreras y del martirio de los santos y patrones de la ciudad, la impresionante Torre del Agua, de forma Octogonal. Regreso a Zurich. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DÍA 2º ZURICH – CATARATAS DEL RHIN – FRIBURGO
Desayuno y salida para hacer una de las excursiones más bonitas excursiones que se pueden hacer dentro de Suiza. Saldremos hacia Schaffhaussen, donde la naturaleza ha conseguido una perfecta síntesis entre árboles, montañas y arroyos salvajes. En Schaffhaussen disfrutarán de tiempo libre para contemplar las cataratas del Rin, cuya cascada es tan hermosa como espectacular, midiendo 150 metros de anchura y 23 m de altura. Almuerzo. Salida hacia Friburgo, una de las ciudades más representativas de La Selva Negra alemana. Visita panorámica de la ciudad. Los novecientos años de historia permiten a Friburgo disfrutar de un buen patrimonio artístico, en el que destaca de forma especial la catedral. Durante la visita podremos contemplar, la Catedral, que se inició en estilo románico hacia 1200, pero pronto se pasó al gótico, que es el estilo preponderante en el edificio. En Friburgo se afirma que la torre de la catedral es más bella de la cristiandad, y que su catedral es la única de Alemania construida íntegramente en la Edad Media. La Plaza de la Catedral, con edificios como el Palacio Arzobispal, construido en 1756, el Kaufhaus, edificio de finanzas y comercio, del siglo XVI, la Wentzinger Haus, de 1761, que contiene el Museo de Historia de la Ciudad. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DÍA 3º FRIBURGO – BADEN BADEN – MUNICH
Desayuno. Salida hacia Baden Baden. En su calidad de capital del veraneo en Europa durante la Belle Époque, y como punto de encuentro de la gente rica, Baden-Baden es conocida en todo el mundo como ciudad cultural y de balnearios, con una excelente fama en el cuidado de la salud. Con sus esplendorosas fiestas y elegancia sin parangón, supone la quintaesencia de la exclusividad, la nobleza y el estilo de vida lujoso. Enclavada en el precioso paisaje de la Selva Negra, Baden-Baden ofrece el marco más excepcional imaginable para desarrollar cualquier programa cultural y de salud. Desde una profundidad de 2.000 m surge el agua caliente del manantial de la que disfrutan los visitantes de todo el mundo en las doce fuentes termales de la ciudad. Visita panorámica de la ciudad, donde podremos contemplar el Castillo Nuevo, antigua construcción renacentista, sobre una anterior del siglo XIV. La construcción se eleva sobre la ciudad y está en medio de una zona ajardinada y bellamente arbolada. La Stiftskirche, una bella iglesia católica que se sitúa en las cercanías del castillo, y que perteneció hasta principio del siglo XIX a un convento. El Kurhaus, que alberga el famoso y lujoso casino de Baden Baden, edificio poderoso construido a principios del XIX, con salas para la amplia vida social de la localidad, galas, bailes, conciertos, etc. Muy cerca está el Trinkhalle, suntuosa galería de columnas corintias, construida en finales del XIX, donde se pueden beber aguas de los manantiales. La impresionante alameda Lichtentaler, de tres kilómetros, flanqueada por parques y jardines. Los Baños Romanos, hallados en 1847 y que testimonian la antigüedad de la utilización de las fuentes termales. Almuerzo. Salida hacia Munich. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DÍA 4º MUNICH – FÜSSEN – SALZBURGO
Desayuno. Visita panorámica de la ciudad, donde podremos contemplar la famosa Marienplatz, donde se encuentra se encuentra el Ayuntamiento Nuevo y cuya fachada está decorada con innumerables figuras y el famoso carillón, que es el quinto más grande de Europa. El carillón de Múnich es famoso por sus 43 campanadas que pueden tocar 3 melodías diferentes y está formado por 32 figuras de cobre. El mercado Viktualienmarkt, la famosa cervecería “Hofbräuhaus”, construida en 1589 y donde dicen que Hitler daba sus charlas al principio cuando aun no era popular La Catedral Frauenkirche, La Iglesia de San Pedro, el Teatro Nacional, El Hofgarten o jardines de la corte, la Residencia de los reyes de Baviera, el Feldherrenhalle o Campo de los Mariscales, la iglesia de los Teatinos, Maximilianstrasse la calle dorada de Munich. Almuerzo en ruta. Salida a Füssen, para visitar el impresionante castillo de Neuschwanstein, mandado construir por Luis II de Baviera, el “rey loco”, en 1866. Emplazado en medio de montañas y lagos, Neuschwanstein fue diseñado por el arquitecto Christian Jank y presenta varios estilos arquitectónicos. En el castillo podremos ver las habitaciones del servicio, la sala del trono, el dormitorio, el despacho, la sala de los cantores, la cocina, etc. Walt Disney tomó como modelo el castillo de Neuschwanstein para el diseño del castillo de “La bella durmiente”. Continuamos nuestro viaje hasta Salzburgo. Traslado al hotel. Cena y alojamiento.

DÍA 5º SALZBURGO – REGION DE LOS LAGOS –SALZBURGO
Desayuno. Visita de la ciudad, enclavada en un hermoso territorio, con una estructura urbana plagada de bellos monumentos y rincones típicos. Salzburgo tiene una silueta inconfundible. Torres y tejados se extienden en la textura urbana mostrando vestigios de distintos estilos, especialmente un barroco notable, con la catedral como uno de los elementos destacados. Junto al barroco también hay huellas góticas y románicas, y un entramado de casas señoriales que da fe de una burguesía acomodada y sensible a la belleza. Fuentes, estatuas jardines y un río que corre vigoroso en medio de la urbe, integran una agradable imagen, en medio de un entorno verde y montañoso. Durante el paseo podremos admirar los principales monumentos de la ciudad, entre los que figuran la Fortaleza Hohensalzburg, la Catedral, la Iglesia Franciscana, el barrio de San Pedro con su famoso monasterio, la Casa Natal de Mozart, los Jardines de Mirabell en la otra orilla del Río Salzach. Almuerzo. Por la tarde, haremos una excursión a la zona de los lagos, que abarca la zona norte del estado de Salzburgerland y el sur de la Alta Austria, con un paisaje y más de 300 lagos de aguas cristalinas rodeados de mágicas montañas que llegan hasta los 3000 metros. Destaca Bad Ischl, pequeña ciudad imperial que fue residencia oficial veraniega del emperador Francisco José. Pequeños y encantadores pueblos llenos de historia como St.Wolfgang, St.Gilgen (el pueblo de Mozart), que rodean los lagos de Wolfgang, y el lago Hallstätter. En los lagos de Atter, Mond y Traun encantadores pueblos se arriman a las orillas. En la región se encuentra también Hallstat, un pequeño pueblo patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, también conocida como la perla de Austria. Regreso a Salzburgo y tiempo libre. Cena y alojamiento.

DÍA 6º SALZBURGO – VIENA
Desayuno y salida hacia Viena. Almuerzo. Visita panorámica de la ciudad, cuyo centro histórico es, desde 2001, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Podremos contemplar el Parlamento, de fachada neoclásica y pilares helénicos, la impresionante Catedral de San Esteban, el monumento más emblemático de Viena, el Hoffburg, residencia de invierno de los emperadores, el Burgtheater o teatro nacional, el Teatro de la Ópera, uno de los teatros de ópera más importantes y de mayor prestigio y tradición del mundo, etc. Cena y alojamiento.

DÍA 7º VIENA
Desayuno y salida para visitar el Palacio de Schönbrunn. Antigua residencia de verano de la familia del emperador, es una de las construcciones barrocas más impresionante de Europa. Fue la esposa del emperador Fernando II quien ordenó en 1642 la construcción de una residencia veraniega, a la que le dio el nombre de “Schönbrunn”. El palacio y los jardines fueron totalmente reformados por encargo de María Teresa después de 1743. Cuenta con salones privados y numerosas habitaciones y en ellas residían los Habsburgo la mayor parte del año. Las habitaciones, decoradas con un estilo rococó, llaman la atención por su suntuosidad, como es el caso de los salones oficiales, o por la sencillez de las habitaciones que pertenecieron a Francisco José y la emperatriz Isabel (Sissí), que contienen numerosos objetos que nos los recuerdan. Algunas de las estancias más llamativas del palacio son la Gran Galería, utilizada para celebrar los banquetes imperiales, el Salón Chino Circular, utilizado por Maria Teresa para mantener conversaciones privadas con su canciller, el Salón del Desayuno, o el Salón Chino Azul, que vio abdicar a Carlos I en el año 1918. A pocos pasos del palacio podemos admirar la magnífica carroza de la coronación en el Museo de Carruajes. El parque del palacio invita a pasear como en tiempos del Emperador. Almuerzo y visita del Hofburg, el palacio más grande de la ciudad, con más de 2.600 habitaciones en 18 alas. Hasta 1918 el Palacio Imperial fue el centro del vasto imperio de los Habsburgo. Realizaron un diseño suntuoso de una gran área antaño planificada como “Foro del Emperador”; desde la “Corte Antigua”, que data del s. XIII, hasta la parte más nueva, de principios del s. XX. Hoy, el Palacio Imperial de Viena sirve de residencia al Presidente de Austria. Veremos 19 habitaciones del que ha sido durante más de 600 años el lugar de residencia de los Habsburgo recorriendo las estancia oficiales, además de las privadas en las que vivieron el emperador Francisco José y la Emperatriz Isabel, los despachos, salones, tocadores y dormitorios.. Las habitaciones se encuentran perfectamente decoradas y amuebladas, dejando testimonio del esplendor de la monarquía de los Habsburgo, además de su historia personal. Cena y alojamiento.

DÍA 8º VIENA Desayuno y FIN DEL VIAJE

Download PDF

Comments are closed.